viernes 22 de junio del 2018

UN ACTO DE AMOR POR EL ROCK

divi

Divididos y un nuevo abrazo con el público pampeano

Los mejores encuentros siempre son el resultado de un acto de amor, y el que se produjo el jueves pasado en Estudiantes entre el público y la Aplanadora del Rock, no fue la excepción. Según las propias palabras de Mollo: “Con los tiempos que corren, que ustedes vengan hasta acá y que nosotros vengamos hasta acá, es un acto de amor”.

Si bien el gimnasio de Estudiantes no se pobló en la medida del recital que brindaron en 2014 (hay que tener en cuenta que en aquel entonces hacía 13 años que el grupo no visitaba la capital pampeana), las más de dos horas de genuino rock colmaron de satisfacción y admiración a quienes pudieron hacerse de la oportunidad de presenciar el espectáculo. Show que fue pura entrega por parte del trío que hizo un repaso de su discografía, ante un público atento que celebró cada tema y cada intervención del carismático Mollo, que entreveró las canciones con acertados comentarios de contenido social y político.

La Aplanadora del Rock eligió La Pampa para dar inicio a su gira  ¡30 años Haciendo Cosas Raras! Así se llama la recorrida que la banda lleva adelante para celebrar una efeméride tan categórica, entre junio de este año y los primeros meses de 2019. 

También en sintonía con los festejos, Divididos lanzó recientemente Caballos de noche (La Foca), canción originalmente instrumental que ahora tiene letra y nuevo nombre, y que por supuesto sonó en medio del concierto. El tema es el adelanto de la regrabación de su primer álbum, 40 dibujos ahí en el piso (1989), que será editado en breve.

Una vez más, el poderoso trío demostró que sigue más vigente que nunca, con la solidez de Ricardo Mollo en la guitarra y la voz, la precisión de Diego Arnedo en el bajo y un brioso Catriel Ciavarella en batería.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

logo

La Pampa // Argentina

NO TE PIERDAS LAS ULTIMAS NOVEDADES!
CONECTA CON NOSOTROS.