miércoles 17 de octubre del 2018

Lo que guardan sus ojos

"Los límites son ficticios, la comunidad vale más que el individuo, las verdades establecidas se mueven" dice Lucía Fernandez, sin pestañear.

Luciafer00.jpg

¿Quién no se ha sentido –alguna vez- fuera de lugar? Los griegos “inventaron” una compuesta palabra para describir esto, que dieron en llamar “contra-tiempo”; o “anacronismo”.

Entonces, apostar por la lectura, la escritura, el estudio y enseñanza de idiomas, lenguas milenarias e indescifrables llenas de dibujitos, la pausa, el diálogo ¿es anacrónico?

Lucía Fernández nació en Santa Rosa hace 31 años y se crió en una verdadera sopa de letras. Desde allí comienza a explicarse la madeja que es su existencia: la “cultura” habita en sus vivaces y redondos ojos, esos que a veces guardan más de lo que dicen. Relacionarse con gente del arte es lo normal, de hecho padre y madre son poetas y han recorrido un camino en la política, por lo que el sendero ya estaba alisado. Lucía escribe. Primero piensa, enciende sus fanales, y larga el ósculo superficialmente terso en este intercambio que es Las XV de Telón.

Antes vivió en Nueva Zelanda y China. “viajé mucho desde pequeña. Estudié gracias a mi familia pero sobre todo a la educación pública de Argentina y otros países”, se encausa.

“Puedo manejarme en cinco idiomas, soy politóloga, investigo la política contemporánea China y su sociedad en la Universidad de Buenos Aires, traduzco, escribo y enseño en los cinco idiomas. Leo y trabajo mucho, amo la poesía, tener amigos y amigas de cierta hondura.”

La idea de hacer interactuar a los artistas, hacedores culturales y personas relacionadas con las artes y el espectáculo, con los lectores de Telón Pampeano, nos entusiasma. A la vez también se pretende que con este sondeo los propios consultados “descubran” rasgos de su personalidad y de su trabajo que quizás estaban un poco más abajo de la superficie. Es por ello que homenajeamos con esta sección al imbatible “Cuestionario de Proust”, aggiornándolo a la temática y los personajes que nos interesan, para que conozcan facetas guardadas, para que confirmen suposiciones y/o para que se entretengan con las respuestas.

Luciafer06.jpg

1. ¿Cuál es la rama en la que mejor se desenvuelve? ¿Por qué?

Idiomas, política y literatura. Porque estudié mucho, y sigo.... Eso implica interés, continuidad, disciplina y alguna otra cosa más que posiblemente se me escapa.

2. ¿Y cuál la que más lo intriga y le gustaría participar?

La música y la matemática. Me parece solemne que de una caja de madera por medio de golpecitos pueda salir algo que interpela el sentimiento humano. Pero como escribió Marguerite Duras, si me hubiera dedicado al piano no hubiera escrito ni una palabra. La matemática siempre me gustó, la veo como idioma. Si pudiera haría todo a lo Da Vinci, claro.

3. ¿Qué es lo que debe transmitir un artista?

Que se pueden construir cosas, incluso destruyendo otras. Que los límites son ficticios, que la comunidad vale más que el individuo, y que las verdades establecidas se mueven.

4. ¿Quién o quiénes son sus predilectos?

Orozco (la poeta y el muralista), Fernando Pessoa, Pizarnik, Borges, Simone de Beauvoir, Roland Barthes, Amelie Nothomb, Sifrim, Petrecca, Adúriz, Saer, Felisberto Hernández, Idea Vilariño, Atahualpa Yupanqui, Isabel Coixete, Claudia Piñeiro, Roberto Bolaño, Los Beatles, Kristeva, Frida, Juan L Ortiz, García Linera, María Elena Walsh, Gramsci, Martí, Adriana Maggio y Pablo Fernández.

5. Fuera del Arte y la Cultura ¿cuál es su actividad fetiche?

Los deportes, pero también son cultura y en cierto modo arte. Hablar con mi hermano Emanuel, sobre todo.

6. Si pudiera cambiar algo ¿qué sería?

El mundo, la estupidez, el sistema de transporte y de producción argentinos, incluso latinoamericano.

7. ¿En qué época le gustaría vivir?

En ésta, me deslumbra el presente, aunque me considero completamente anacrónica. Al respecto, la película de Woody Allen "Medianoche en París" tiene diálogos interesantísimos. El deseo nos corre a perseguir lo que no tenemos, incluso la época, perdemos presente así. Es un poco torpe por momentos.

8. ¿Cuál ha sido su mayor satisfacción?

Viajar, comunicarme, leer, la movilidad social de algunos tiempos, y el amor en todas sus formas... Si las hubiera.

9. ¿Qué cosas la inspiran o la ponen en positivo?

Los animales, los niños, los paisajes, los locos, los enfermos y las personas mayores.

10. ¿Y cuáles logran el efecto contrario?

Me frustran mucho las relaciones adultas, la mediocridad estructural, la desigualdad de recursos, y los que no luchan y lloran.

11. ¿Cómo le gustaría que la recuerden?

Como alguien noble. Pero si me olvidan es justo, no me desvive ser recordada. A temprana edad empecé a desconfiar de la trascendencia, y todavía no me cierra. Es todo muy grande y muy poblado, no tiene sentido que ocupe espacio y tiempo cuando no esté. En chino persona se escribe con dos palitos, y pez, pájaro o mar con muchos más, hace sentido eso: 海。

12. ¿Cuáles son sus virtudes? Si pudiera hacerlo ¿qué cosa de su pasado cambiaría?

Los idiomas, la intuición, conversar, enseñar. Cambiaría veces en las que el temperamento abrumó momentos, relaciones, caprichos, mi infancia en los noventa. Adoro los contrafactismos, pero honestamente no creo que hubiera podido.

13. ¿A qué personalidad le gustaría parecerse?

Clint Eastwood o Evita.

14. ¿Por qué cosa dejaría todo?

Amor, mi familia, leer y viajar.

15. ¿Cuál es el lema que sustenta su existencia?

Sin viento no hay olas 风不起浪, es un proverbio chino que me interesa, pero tengo varias frases de escritores rondándome referidas a decir con hechos, estar presente, la contradicción, corresponder, y la complejidad en todo. Pilar y José, un documental sobre Saramago me partió la existencia.

Luciafer05.jpg