Proponen la creación de un Consejo de Emergencia Cultural

culturaenemergencia.jpeg
La propuesta surge de diversas organizaciones culturales de La Pampa, con el fin de analizar y discutir con los afectados directos las medidas y acciones a desplegar en todo el territorio pampeano para auxiliar a artistas, entre otras cuestiones.

A continuación reproducimos el comunicado firmado por las siguientes organnizaciones artísticas y culturales de La Pampa: Asociación Pampeana de Escritorxs, Fundación HOP! Arriba el Arte, Músicas Autoconvocadas Pampeanas Unidas, Asociación de Trabajadores del Teatro Pampeano, Movimiento Federal de Danza La Pampa, Músicos Independientes Piquenses Agrupados, Asociación Coral de La Pampa, Asociación Pampeana de Danza,

"La vigencia del último DNU 287/2021 del gobierno nacional, al que adhiere La Pampa y cuyas medidas se encuentran en discusión en el Congreso de la Nación para convertirse en Ley, donde se establecen criterios básicos epidemiológicos para combatir la pandemia, denota la situación de emergencia en que se encuentra el país.

En ese sentido, las organizaciones culturales de la provincia hemos analizado los alcances de la reunión en que participaron funcionarios/as de Cultura provincial y municipales (Santa Rosa, General Pico y Toay), donde se plantearon una serie de propuestas a corto y largo alcance.

Más allá de la respuesta inmediata para asistir a les artistas que padecen recortes o pérdida de ingresos económicos a causa de las políticas sanitarias por el lapso de dos meses y de la asistencia a escuelas, academias e instituciones de arte, también se solicitaba considerar solucionar problemas de fondo que en muchos casos enuncian una precariedad que el coronavirus puso en mayor evidencia.

Por lo tanto, el colectivo de organizaciones culturales propone avanzar también en la creación inmediata, debido a la urgencia en que vivimos cotidianamente convalidada por la cantidad de contagios a nivel nacional como provincial, del Consejo de Emergencia Cultural, donde analizar y discutir con los afectados directos las medidas y acciones a desplegar en todo el territorio pampeano para auxiliar a les artistas y además generar y financiar contenido artístico que acompañe este proceso que padece toda la provincia.

Consideramos necesario que se extienda la renta a artistas en toda la provincia más allá de la asistencia de estos dos meses porque como se deduce esta crisis económica continuará hasta que no pueda controlarse la situación epidemiológica y reducir los contagios. Además los datos macroecónomicos son contundentes en cuanto al nivel de pobreza e indigencia en el país. En esta extensión se solicita incluir a quienes su trabajo artístico representa el 50% o más de sus ingresos atendiendo al perjuicio económico sufrido por el sector desde marzo de 2020.

En un Estado inclusivo y de ampliación de Derechos, como es el caso de la provincia, es de carácter urgente la reactivación de la Ley 830 o similar, a efectos de contener a compañeras/os que están atravesando serias dificultades económicas y de salud al momento de su jubilación/retiro.

Lamentablemente en virtud a la información administrada por la OMS esta situación de crisis generada por pandemias vino para quedarse, al menos hasta que no se modifiquen los sistemas de producción y acumulación del modelo capitalista, y en ese orden el arte y la producción artística, como sus hacedores, es decir, las y los trabajadores de la cultura, deben organizarse y encontrar las vías para poder seguir subsistiendo, sostener sus procesos creativos y continuar formando alumnes.

Queda claro que el impacto social y económico a raíz del coronavirus en las prácticas culturales ciudadanas y en el sector cultural serán muy profundas. Por eso se hace necesario la creación del Consejo de Emergencia Cultural porque en esta crisis, que tendrá su proyección en los tiempos por venir, debemos preguntarnos sobre las transformaciones relevantes en las políticas de apoyo público (estatal y privado) a la cultura, cuál será la lógica en la distribución de recursos entre estamentos de gobierno, entre sectores creativos o entre tipologías de acción cultural. Debemos entender que viviremos y experimentaremos cambios radicales de los paradigmas de política cultural y por eso es urgente la coordinación entre funcionarios, instituciones y artistas.

En esta lectura que aportamos para que se instrumenten políticas culturales, que son económica e ideológicamente fundamentadas de acuerdo al estado de excepción en que nos hallamos, coincidimos con el planteo de Ernesto Ottone, subdirector general de Cultura de UNESCO, que señala: “La cultura nos ha servido de apoyo y de inspiración y nos ha aportado esperanza durante este período de enorme ansiedad e incertidumbre”. Es decir, la cultura la hacemos entre todes, porque construye subjetividad, es social y es política, lo cual implica un compromiso de todas las partes vinculadas al campo cultural, porque en definitiva el destino de toda acción es el pueblo".