jueves 21 de febrero del 2019

Santa Rosa y Córdoba afianzan lazos culturales

En el día de ayer, el Secretario de Cultura de la Municipalidad de Córdoba, Lic. Francisco Marchiaro, visitó Santa Rosa con el fin de firmar un convenio de cooperación cultural entre ambas ciudades.

marchiaro altolaguirre

En el marco de la firma de este Convenio Marco de Colaboración Recíproca, el funcionario se reunió con el Secretario de Educación, Cultura, Turismo y Empleo de la Municipalidad de Santa Rosa, Prof. Grabriel Gregoire, y con parte del equipo de gestión del municipio, a fin de comenzar a delinear el programa de trabajo para convocar a los distintos actores locales a participar de la elaboración del Plan Estratégico para el Sector Cultural de la ciudad que se realizará durante el presente año. Posteriormente se encontró con el intendente, Leandro Altolaguirre, quien efectivizó la firma del acuerdo.

El convenio se realizó con el fin de crear lazos recíprocos de colaboración a través de la difusión y promoción de los múltiples activos culturales, económicos, históricos, educativos, científicos, sociales, tecnológicos, deportivos, turísticos y cualesquiera otros de interés para ambas jurisdicciones. Este convenio permitirá fortalecer e incrementar las relaciones entre ambas ciudades, profundizando los vínculos existentes. Entre las actividades a desarrollar se encuentran contempladas –entre otras- la realización de muestras, espectáculos, conferencias, exposiciones, eventos y charlas, incluyendo el dictado de talleres y/o cursos de capacitación.

Francisco Marchiaro es Licenciado en Política y Administración de la Cultura y ejerció la docencia en la Universidad Nacional de Córdoba, FLACSO (Arg), UUC (Esp); es autor de 3 libros y tiene una veintena de publicaciones sobre gestión cultural.

Telón Pampeano tuvo la oportunidad de dialogar con Marchiaro acerca del alcance del convenio y las acciones que ya se vienen desarrollando en Córdoba en este sentido.

“Emprendimos hace un tiempo una red de vínculos aspirando a generar un modelo de cooperación con otras ciudades capitales. Empezaron a surgir oportunidades bilaterales en esta red. Con La Pampa hubo automáticamente empatía por las características de la Secretaría. Además hay un corredor natural que se da con Río Cuarto como punto intermedio. A partir de ésto empezamos a tratar con el Secretario la posibilidad de un convenio”, manifestó.

“Quiero destacar la idea de cooperación, como una operación conjunta, no se trata de un modelo subsidario. Nos interesa una suerte de autopista de doble mano. Sobre todo porque la cultura tiene un componenete de desarrollo asentado muchas veces en lo independiente, donde lo oficial juega un papel importante con un estado presente, un estado que articula, pero así y todo, tiene que permitir que circulen músicos, artesanos, teatreros”, agregó.

“A partir de la firma del convenio y un acercamiento para discutir un plan estratégico que se está trabajando acá, vamos a intentar construir sobre ese diálogo de respuestas concretas. En Córdoba capital trabajamos con un modelo de 8 subsectores: artes escénicas, artes visuales, audiovisuales, gastronomía, artesanía, lecturas y escritura, y diseño. Son los sectores que nosotros usamos para articular nuestros planes, pensar los fondos de fomento y las oportunidades de cooperación, en este caso”, subrayó.

“Arrancaríamos concretamente con algunas experiencias en música y artes escénicas, buscando articular a través de algún organismo nacional. Estará condicionado al diálogo, y a las acciones que se tomen en relación a un eventual plan estratégico dedicado a cultura, como complementar estas acciones de cooperación. Me imagino que sin demasiada demora los elencos de ambas ciudades pueden circular. Los elencos tienen un capital muy importante, porque además de brindar conciertos y espectáculos, pueden ofrecer una instancia de taller”.

“Tenemos una visión compartida con Gabriel (Gregoire): que la cultura es el cuarto pilar de desarrollo sostenible. A partir de los documentos de Naciones Unidas, se trabajó en un nuevo modelo para el 2015, y del 2015 al 2030 la gran novedad es que se incorporó un cuarto pilar de desarrollo humano que es la cultura, con lo cual estamos hablando de que las ciudades del presente, a las que les va a ir bien, son aquellas que apuesten por lo cultural y que se sean conscientes de que la cultura es una de las industrias más potentes”. En este sentido destacó la capacidad de incorporación de géneros que no tiene ninguna otra, entre otros aspectos.

“Otra realidad es que la construcción de empleo que hace el sector cultural tiene una ecuación de distribución de riqueza que es casi cooperativista, a diferencia de otros sectores. Estas son las oportunidades que nos van a permitir que la cultura construya un escenario mejor de distribución, todo ésto sin contar aspectos más abstractos como diversidad, identidad, pluralidad, respeto. Estos otros factores -que siempre han estado presentes en el argumento de por qué invertir en cultura- los he dejado de lado para poner el acento en la producción de empleo y como factor de desarrollo social y cultural”, finalizó.