martes 15 de octubre del 2019

Godzilla continúa flasheando todo el mes

Flashando07.jpgContinúa hasta el 6 de octubre una exposición que aparenta sentar un precedente en este tipo de encuentros artísticos.

Encontrándole la vuelta para que una estática muestra de arte en un museo, se convierta en un dinámico ida y vuelta en el que los asistentes “entren” en la obra y participen activamente: ya no es una exposición, es un intercambio con el artista.

Normalmente la mecánica “tradicional” indica que se realiza la inauguración, con mayor o menor contingencia social, con un vernissage, brindis, quizás algún atractivo musical o de alguna otra disciplina artística, palabras de bienvenida, un paneo rápido sobre las obras y a casa con el programa en mano.

Tal vez, los más interesados, vuelvan al sitio a auscultar con más atención; pero son los menos. El día del cierre, si hay alguna otra atracción, el ritual se repetirá, aunque con una merma en la convocatoria.

En el Museo Provincial de Artes de La Pampa, es decir el museo verde de 9 de Julio y Villegas en Santa Rosa, actualmente está sucediendo algo completamente diferente.

Mientras las distintas salas de la ex propiedad de Tomás Mason están habitadas por una gran retrospectiva de Lihué Pumilla, entre medio y desde que inició la muestra, ha sido un desfile de alumnos de las escuelas de la ciudad, con visita guiada por el autor, charla, mates, otros que prefirieron ir a dibujar y se anuncian para lo que resta del mes de septiembre, algunos pequeños shows acústicos y otros eventuales eventos dentro de la muestra.

Además de las casi habituales visitas de alumnos al museo, entre las que se cuentan la del Colegio República del Salvador de General Pico, la de la Escuela Hogar de La Humada y la de varios contingentes de escuelas de Santa Rosa, primarias y secundarias, también se realizó la charla “Esto es un disparate”, coordinada por el Licenciado en Psicología Marcos Pelizzari.

El sábado 14 de septiembre también habrá un recital que brindarán los CatalinaTom en formato acústico, es decir con los miembros fundadores Mauricio Flores y Juan Ignacio De Pián. Esto será a las 18.30 horas con el marco de las obras como escenografía.

Sobre la exposición, Pumilla cuenta que “abarca desde algunos de mis primeros trabajos en madera, hasta sus nuevas producciones desarrolladas en el proyecto de diseño de indumentaria intervenida a pincel Chetazas – autogestión y corazón. La muestra está organizada en cuatro espacios: en la sala Fuck humanoides habrá un homenaje a Raúl Fernández Olivi. Son obras que convivieron en una muestra que compartimos en Córdoba. Esculturas con las que me despegué de su taller y comencé a desarrollar mis propias ideas”.

“En Qué te pasó en la cara, habrá retratos de actores, personajes de películas, militantes sociales y personas del ambiente santarroseño hechos en madera. En Esto no es Miami convivirán tres esculturas confeccionadas en caldén.”

“Las esculturas que estarán en esta sala fueron hechas con el piso que sacaron del Museo Provincial de Artes en una de sus tantas refacciones. Me interesaba la resignificación de este material; volverlo al lugar que lo trasformó en desecho”, explicó.

“Y en El mundo es re trucho, la cuarta sala, expondré pinturas, objetos y ropa. Ahí va a estar todo lo último que he venido desarrollando. Ropa que estoy pintando, escultura en cartón, pinturas en tela, entre otras cosas”.

L.G.