sábado 23 de junio del 2018

Sensibilidad y talento se dan la mano en El Desvelo

La cantora Pampi Torre llega a El Desvelo este jueves, dentro de una seguidilla de propuestas atractivas en el sitio más cálido de General Pico.

Desde las 23 horas en el cuidado bar cultural de calle 24 esquina 53 de la ciudad norteña, María Victoria Torre presentará "P.A.M.P.I.", su último trabajo grabado, con la compañía de Alex Ulrich y Sebastián Audisio. Este último también viene con disco bajo el brazo: "ReMolino".

"P.A.M.P.I.", con una impronta poético musical emparentada a la canción y al pop, trae sonidos y palabras actuales, en el discurso de una mujer hecho poesía y música.

Con una trayectoria reconocida a nivel nacional por su trabajo con artistas como Luciana Jury -de reciente y exitoso paso por la sala ATTP de Santa Rosa y el mismo El Develo- o Mavi Díaz, por nombrar algunos, Pampi Torre marca en su primer disco un camino promisorio, lleno de talento, de búsquedas estéticas que reflejan las realidades de las mujeres de hoy a través de los ritmos tradicionales pero adentrándose en la complejidad de otros horizontes estéticos.

En "ReMolino", Sebastián Audisio pinta su tierra (y quizás pinte el mundo). Un disco pensando desde la simpleza de los elementos musicales y estéticos, se asienta sobre una poética que lo impulsa como una voz con impronta y fuerza propia dentro del espectro de la música popular argentina. Y ahí, La Pampa toda vuelve en canciones. “Arenas del Caleufú, devuélvanos los recuerdos”, clama en la milonga. “Y fue como una vertiente, todo el ocaso Ramón, vertiéndose sobre el fuelle”, dice contando la historia de un puestero correntino que, perdido en el medio del monte pampeano, nos devuelve el Atuel con la magia de su acordeón.

Sensibilidad y talento, serían las palabras que resumen ambas obras. Dos discos que sientan sus raíces en el espacio pampeano y en su música popular. Dos discos que remiten a un mismo espacio: el de las calles de Ingeniero Luiggi. Espacio de diagonales, vidas que se cruzan.

Espacio de dos infancias. Diagonales. Dos discos editados casi al mismo tiempo con una impronta estética y musical que, desde el respeto y el conocimiento de las raíces, buscan dejar una marca, un brote nuevo.

María Victoria “Pampi” Torre integra desde hace siete años "Mavi Díaz y las Folkies", ganadoras del Premio Gardel 2016 al mejor disco de folclore alternativo. Fue parte en los comienzos de la banda de Luciana Jury. En 2015 participó de un proyecto "Se trata de nosotras", junto a las mujeres más representativas de la música nacional: Hilda Lizarazu, Barbarita Palacios, Liliana Herrero y Ana Prada. "P.A.M.P.I." (Por Amarte Misteriosa Paz Infinita), su primer disco, que cuenta con la participación de Peteco y Homero Carabajal, despliega una variada gama de colores con composiciones propias.

Sebastián Audisio es cantautor, trovador y poeta. Una voz original que encarna la esencia de la inmensidad pampeana, mixturada con el tango, la milonga y el candombe. Junto a Pampi Torre integran una dupla compositiva de una química particular y fecunda. Radicado en Córdoba desde hace unos años, ha compartido escenarios con Jorge Giulliano, Mónica Abraham y otros importantes artistas nacionales. "ReMolino" refleja su visión de laburante y poeta. El oficio de la palabra y el de molinero, que reparten sus horas.