lunes 19 de octubre del 2020

"Electroalmohadas", de Arian Frank

electroal.jpg
Un disco que viaja por paisajes reales e ilusorios

Hoy queremos dar a conocer el nuevo material discográfico de Arian Frank, un artífice con variadas inquietudes, que en la actualidad está abocado a la producción musical a través de Lapacho, una productora de sonido integral audiovisual radicada en Buenos Aires.

El álbum -en el que participaron numerosos artistas- traza un recorrido musical que invita a volar y soñar, oscilando entre universos etéreos y acuáticos. Telón Pampeano conversó con su creador para conocer en primera persona los detalles del proceso de grabación y el concepto del disco.

- ¿Qué propone “Almohadas Vienen - Electroalmohadas” y cuál sería la mejor forma de definir el disco?
Electroalmohadas propone un viaje por muchos paisajes a veces reales y a veces surrealistas. Con la búsqueda puesta en un mantra de melodías y ritmos. El disco es un encuentro de libertad creativa en la instrumentación, en las intenciones. Quería hacer un disco con música que me den ganas de escuchar. Son obras atravesadas sobre todo por el agua, el río, que fue muchas veces escenario de todo el proceso.

- En la estética musical del álbum se fusionan los estilos de cada uno de los instrumentistas de manera muy natural. ¿Cómo lograron eso, más aún teniendo en cuenta las condiciones actuales de confinamiento?
El disco se terminó de grabar justo antes del inicio del confinamiento. El proceso de registro ya traía consigo una sensación de ir completando la obra, de amalgama. Invité a muchos amigues a participar del disco y con su enorme musicalidad supieron darle a cada tema justo lo que necesitaba. Luego el cierre de las mezclas se realizó de una manera muy lúdica.

¿Quiénes participaron del proceso de grabación y la artística del material?

Hay una base grande del disco que fue grabado junto a Fran Lopez Alduncin (batería), Dalmiro Villanueva (percusión y accesiorios) y Franco Lombardi (teclados y sintes). Ellos le dieron un sustento musical y emocional enorme. Luego participaron muchísimos artistas, aquí viví un proceso hermoso porque fui a grabarlos a sus propios espacios: Maru Barone (tecladista Invitada), COLONIkOLCOLOkIO (Me fui a grabarlos a Rosario), Fede Wiske & Ramiro Abrevaya (voces invitadas), Julio Molina (guitarras), Juan Felipe Correa (batería y percusión) Paula Silencio (Voz y charango), Trapalanda (que produjeron una vieja canción y la dejamos registrada con su producción), Lucas Schafer (mastering), Juampi Dicesare (co producción de una de las canciones) y Suyai Amaya que fue la encargada de todo el arte del disco. Un equipo soñado.

- ¿Cuáles son tus influencias más importantes? ¿y cuáles -en todo caso- se ven reflejadas en este material?
Al trabajar como ingeniero y productor musical me voy nutriendo constantemente de lxs musicxs con quienes trabajo. Además escucho muchísima música, constantemente, lo último que escuché mucho y que también pensaba a la hora de sentarme a componer eran Gorillaz, Axel Krygier, El Búho, Nicola Cruz, The whitest boy alive, L'imperatrice, Caetano entre tantos! Hay mucha música increible!

arian_disco.jpg

Arian Frank creció en Macachin, La Pampa, con formación como comunicador, músico y productor entre Cordoba y Buenos Aires. Inició sus estudios técnicos de sonido en Ceartec y Tecson en el año 2006. Luego de algunos años trabajando en el diseño sonoro de cine documental, música original e instalaciones comenzó a generar contenidos musicales. Desde el año 2015 se dedica casi exclusivamente a la grabación, mezcla y producción de discos de artistas emergentes con una visión integral del proceso artístico; trabajando en diferentes estudios y en Estudio Lapacho como base contenedora.

También incursionó en la realización cinematográfica, donde plasmó su mirada sensible en una historia de desarraigo y mudanza no elegida, en el documental que narra los sucesos de lo que fue la colonia y asentamiento industrial de Salinas Grandes, llamado “Los cuadros al sol". Ph detapa: Anna Rüegsegger